Literatura infantil ilustrada. Un breve repaso, los inicios

Publicado el Jueves, 7 febrero, 2013

Vamos a comenzar una serie de posts en los que os hablaremos de la ilustración en la literatura infantil.

En los dos primeros vamos a realizar un breve recorrido histórico por algunos de los autores más importantes de esta disciplina.

Tradicionalmente se data el nacimiento de este arte con la publicación de un libro, en Alemania, en 1658, Orbis Pictus, de Jan Amos Comenius (1592-1620), considerado hoy el padre de la pedagogía. Se trata de una obra didáctica para enseñar latín, donde los objetos son acompañados por ilustraciones.

Orbis Pictusorbis pictus

Siglo XVIII

Dentro de este siglo destacaremos a dos figuras principales, el primero es el inglés  Thomas Bewick (1753-1928), ornitólogo y grabador en madera, consigue un muy alto nivel técnico en sus grabados. Su obra más importante es Select Fables publicada en 1784, donde hace una selección de fábulas de Esopo, entre otros.

select fables

El segundo es el gran William Blake (1757-1827), aunque sus obras no van dirigidas a los niños, influyó notablemente en artistas posteriores como Lewis Carrol. En Cantos de inocencia (1789) y en Cantos de experiencia (1794), Blake nos regala unos dibujos que nos muestran un mundo de visiones fantásticas, cargadas de simbolismo.

Blake songsBlake songs2

Blake londonBlake green

Siglo XIX

En la primera mitad del siglo encontramos, en Inglaterra, a H.K. Browne (1815-1882), más conocido como Phiz, realizo los dibujos para algunos libros de Dickens. Contemporáneos suyos son los artistas George Cruikshank (1792-1878) y Edward Lear (1812-1888), ambos también ingleses. El primero era caricaturista e ilustrador, ilustró tres obras de Charles Dickens, la más conocida fue para Oliver Twist, que se publicó en entregas mensuales. Tuvo una buena relación con el escritor, incluso formó parte de su compañía de teatro amateur, rompiendo las relaciones más tarde por diferentes visiones sobre el consumo de alcohol.
De Edward Lear recordaremos su The book of nonsense, publicado en 1846, se trata de un libro de poemas de 5 versos, con una buena mezcla de humor y absurdo.

BrowneIlustración de Phiz para Historia de dos ciudades, de Dickens

CruikshankCruikshank 2Dibujos de George Cruikshank

The book of nonsenseThe book of nonsense de Edward Lear

 

Avanzando en el XIX encontramos en Estados Unidos, a Darley (1821-1888), conocido por ilustrar obras de grandes autores como Charles Dickens o Washington Irwing. Destacados son sus dibujos para la primera edición totalmente ilustrada de Rip Van Winkle de Dickens.
En Francia recordar a Gustave Doré (1833-1883), extraordinario grabador, pintor e ilustrador. Entre otros muchos libros ilustró las fábulas de La Fontaine, las de Samaniego o los cuentos de Perrault, así como algunas obras de Rabelais.

DoreDore 2

En este siglo Lewis Carrol escribe Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo, que serán ilustradas por John Tenniel (1820-1914), dibujante nacido en Londres e ilustrador destacado de su época. Carrol nos introduce en el maravilloso viaje de Alicia. EL relato ha sido interpretado de mil maneras distintas y estudiado desde toda clase de disciplinas. Un libro fantástico de lectura imprescindible.

Alicia-en-el-pais-de-las-maravillasAlicia en el país de las Maravillas. 1866

Alicia-a-través-del-espejoA través del espejo y lo que Alicia encontró allí.  1871

Dentro del movimiento arts and crafts, encontramos a Walter Crane, R. Caldecott y Kate Greenaway artistas que junto con el impresor Edmund Evans, especialista en la impresión a todo color, ilustraron libros como El príncipe rana, Cuentos infantiles de los hermanos Grimm o El flautista de Hamelín.

En América destacamos al ilustrador y escritor Howard Pyle (1853-1911), quien incluso fundó su propia escuela de arte e ilustración. Escribió e ilustró sus propios libros entre los que podemos destacar Las alegres aventuras de Robin Hood o su Libro de piratas.

PylePyle

En el siguiente post haremos un recorrido por los autores más destacados del siglo XX.