Cabeceros en vinilo

Publicado el Martes, 16 abril, 2013

Una de las piezas clave en un dormitorio es el cabecero, con él le daremos a nuestro cuarto una gran personalidad. Existen multitud de opciones en el mercado, descubriremos cabeceros en diferentes materiales como madera, forja o melamina; también los encontraremos forrados de tela o cuero; e incluso existen numerosos DIY donde nos dicen cómo fabricarnos un cabecero con palets, ramas, espejos, papeles pintados, washi tape, pintura, etc.

En este caso vamos a hablar de los cabeceros en vinilo autoadhesivo, una  buena opción para decorar nuestra cama. Una de las mayores ventajas que tienen los cabeceros de vinilo es que no ocupan espacio, por lo tanto son ideales para habitaciones pequeñas. Además son bastante más económicos que los cabeceros tradicionales y podemos retirarlos en el momento que queramos.

Es un producto que puede ser personalizado, si no encontramos ninguno que nos guste siempre podemos encargar un diseño a medida que se adapte a nuestra decoración.

Otro de los beneficios que tiene el vinilo es su carácter original, los diseños en vinilo son mucho más arriesgados que los de los cabeceros tradicionales, quizás porque se encuentran a caballo entre la ilustración y la decoración. Esto nos permite decorar nuestra cama con la temática que más nos guste, podemos poner cualquier vinilo de cabecero aunque no esté clasificado en esa categoría.

En Ameboide disponemos de estilos para todos los gustos y edades. Cabeceros divertidos como “Un poquito más…”, originales como “Alas de libélula”, minimalistas como el “Cabecero tubular”, futuristas como el “Cabecero tejados de Paris”,  clásicos como el “Cabecero de forja”, exóticos como el “Cabecero árabe” o geek como el cabecero “Enchufes”. Si lo que buscamos es crear un ambiento original y único en nuestro dormitorio los cabeceros en vinilo son nuestra mejor opción.

¿Tienes un cabecero de vinilo en tu dormitorio? ¿Con qué diseño te gustaría coronar tu cama?