10 usos del vinilo decorativo Kona

Publicado el Jueves, 30 mayo, 2013

Nos hemos propuesto llenar vuestra cabeza de ideas.Sabemos lo importante que es la inspiración para crear o solucionar problemas decorativos. A veces es una forma, a veces es un color y… ¡zas! salta la chispa en nuestra cabeza. En esta ocasión os vamos a ofrecer 10 maneras de colocar el vinilo decorativo Kona. Este vinilo se presenta con una altura de 40 cm y largos desde 80 hasta 200 cm. Podéis elegir entre 15 colores o un vinilo efecto ácido. Lo divertido de este vinilo decorativo es que presenta unas formas ameboides en su contorno creando el dibujo contrario con el color de la pared. Además nos permite colocar varios vinilos seguidos ya que sus extremos coinciden.

Empezamos con las ideas. Para darle un aspecto renovado a la cocina podemos usar este vinilo decorativo. Fácil de instalar, económico y efectivo.

También nos sirve para utilizarlo de zócalo, nos permite introducir un poco de color y nos ayuda a resaltar los muebles. Así creamos un espacio bastante original.

Kona 9

Otra de las opciones es utilizar el vinilo Kona para decorar una barandilla de cristal. Divertido, ¿no?

Kona1

Si tenemos una mesa que nos parece sosa, con este elemento decorativo le podemos añadir un poco de sal.

Kona2

Otra opción es usar el vinilo Kona para decorar puertas, una casa en blanco con las puertas de colores ¿os lo imagináis?

Kona3

Cuando el presupuesto para el armario es bajo lo mejor es comprar un básico y customizarlo.

Kona5

Para darle un toque a nuestra pared podemos enmarcar la ventana con este vinilo.

Kona6

Su forma encaja perfectamente para decorar cristales, eliges un color y a jugar con el contorno de tu ventana.

Kona8

En una esquina puedes conseguir un efecto muy dinámico al colocar dos pieza enfrentadas.

Kona4

En Ameboide estamos totalmente en contra de los rincones tristes, así le inyectamos un poco de vida.

Kona7

Estas son algunas ideas, pero como ya sabéis hay muchas más, basta con pensar y probar. Podéis usarlo en el techo, en el frigo, de zócalo en la cama y así hasta el infinito.

¿Se os ocurre alguna idea más?